Rhodiola

Rhodiola

Síntesis

Nombre común Rhodiola
Otros nombres Raíz de oro, Raíz del Ártico, Rodiola
Nombre científico Rhodiola rosea
Familia Crassulaceae
Origen Norte de Eurasia (Sibéria)
Partes utilizadas Raíz (Rizoma)
Activos principales Rosina, rosarina, rosavina, salidrosida
Beneficios principales Efectos antiestrés y ansiolíticos | Potencial antidepresivo | Mejora el rendimiento físico e intelectual | Reducción de la fatiga

Introducción

La Rhodiola es una planta con propiedades extraordinarias. Crece silvestre en condiciones extremas, especialmente en las montañas de Siberia. Su resistencia permite que se la describa hoy como una planta adaptogénica, es decir, capaz de ayudar al cuerpo a combatir diversos factores estresantes. Después de un gran éxito en Rusia, Ucrania y los países escandinavos, la raíz de rhodiola se utiliza ahora en forma de complementos alimenticios a nivel mundial para combatir la fatiga, el estrés, la ansiedad y los trastornos depresivos. También se ha comprobado que mejora el rendimiento físico e intelectual.

Origen, hábitat y cultura

Originalmente, el término rhodiola se refiere a un género botánico que agrupa a casi cien especies diferentes. Sin embargo, hoy en día se usa a menudo para designar una especie muy particular: Rhodiola rosea. Ha sido conocida durante muchos siglos por las propiedades de sus raíces. Su uso terapéutico ya se mencionó en 77 d.C. en el trabajo Materia Médica del médico y botánico griego Dioscoride. En el siglo VIII, las leyendas cuentan que los vikingos estaban preparando bebidas hechas con Rhodiola rosea para darles valor y aumentar su fuerza física. Primero vista como una planta mágica, la rhodiola es ahora una planta medicinal reconocida en varias farmacopeas.

Es a partir de la década de 1960 que la rhodiola experimentará un aprecio a nivel internacional. Apodada "raíz de oro", la raíz de rhodiola se hizo famosa por los atletas rusos y ucranianos que la utilizaron para aumentar su rendimiento físico antes de los eventos olímpicos. Este uso revivió una gran cantidad de investigaciones para comprender mejor las propiedades de la rhodiola. Los investigadores lo llamaron una planta adaptogénica, demostrando que era capaz de reforzar la capacidad del cuerpo para resistir y adaptarse, particularmente en casos de estrés, ansiedad, fatiga y trastornos depresivos. Desde este descubrimiento, la rhodiola tiene un gran éxito en todo el mundo.

localizacion_rhodiola

La Rhodiola, es una planta perenne que crece en forma de arbustos. Antes de despertar el interés de los deportistas y los fitoterapeutas, primero causó intriga a los botánicos. La rhodiola tiene la particularidad de crecer en condiciones extremas. Está presente en la naturaleza en las altas montañas rocosas y secas del hemisferio norte, incluidas Siberia, Escandinavia, Islandia y Alaska. Dado su éxito en la medicina herbal, la rhodiola actualmente también se cultiva en varios países euroasiáticos.

Apariencia, composición y formato

La Rhodiola es una planta reconocible por sus capullos de color rosa brillante en la primavera y sus flores amarillas en verano. Sin embargo, son sus raíces robustas y pálidas las que tienen gran interés en la medicina herbal. Además de contener muchos ingredientes activos, las raíces de la rhodiola desprenden un delicado olor a rosa que parece estar en el origen de su nombre científico Rhodiola rosea.

Los principios activos que son el origen de los beneficios de la rhodiola se concentran en sus raíces. Los investigadores identificaron principalmente seis grupos de compuestos bioactivos :

  • fenilpropanoides tales como la rosina, rosarina y rosavina;
  • derivados de feniletanol tales como salidrosido (o rodiolósido) y tirosol;
  • flavonoides tales como rodiolina, rodionina, rodiosina, acetilrodalgina y tricina;
  • monoterpenos tales como rosiridol y rosaridina;
  • ácidos fenólicos tales como ácido clorogénico, ácido hidroxicinámico y ácidos gálicos.
  • triterpenos tales como daucosterol y beta-sitosterol como ácido clorogénico, ácido hidroxicinámico y ácidos gálicos.
apparence_composition_rhodiola

Actualmente es posible encontrar rhodiola en diferentes formatos, como polvo, extracto de planta fresco estandarizado o extracto seco. Entre estos formatos, algunos se utilizan para el desarrollo de preparaciones específicas que incluyen infusiones de rhodiola y complementos alimenticios.

Propiedades y efectos investigados

propiedades-de-la-rhodiola

Estrés y ansiedad

Utilizada durante varios siglos, la Rhodiola es una de las primeras plantas calificadas como adaptógenas. Esto significa que sus propiedades mejoran la capacidad del cuerpo para resistir y adaptarse a diversos factores estresantes. El uso de extractos de la rhodiola puede ayudar a mejorar el manejo de diversas formas el estrés y la ansiedad.

Depresión

Las propiedades adaptogénicas de la rhodiola también confieren un potencial antidepresivo. Los estudios demuestran que la suplementación con rhodiola puede tener efectos beneficiosos en el estado de ánimo y, por lo tanto, ayudar a combatir la depresión transitoria o latente.

Rendimiento fisico

Famosa gracias a los atletas olímpicos en la década de 1960, la Rhodiola ha mostrado repetidamente resultados positivos en el rendimiento físico. Los estudios demuestran que ayuda a mejorar la resistencia muscular al contrarrestar el estrés oxidativo inducido por el esfuerzo físico y promueve la liberación de energía al aumentar la disponibilidad del contenido de glucógeno muscular. En otras palabras, la rhodiola tiene un interés especial para los atletas antes, durante y después del ejercicio.

Cansado

La rhodiola se presenta a menudo como un estimulante y un tónico físico. Se ha comprobado que reduce la fatiga, especialmente el estrés.

Vigor sexual, trastornos sexuales

En Siberia, es costumbre ofrecer raíces de rhodiola a los recién casados ​​justo antes de su noche de bodas para dar a luz a niños sanos. Los estudios demuestran que los extractos de rhodiola pueden tener algún efecto afrodisíaco y promover el vigor sexual. También se han obtenido resultados positivos para luchar contra la infertilidad, la falta de menstruación (amenorrea), la disfunción eréctil y la eyaculación.

Rendimiento intelectual

Hoy en día, los complementos alimenticios de rhodiola son populares en algunos países por sus efectos sobre el rendimiento intelectual. Parece que aumentan la capacidad de trabajo y las funciones cognitivas: concentración, memoria, cálculo mental, la percepción visual y auditiva.

Otros beneficios

Se ha realizado mucha investigación y todavía se realizan estudios sobre los beneficios de Rhodiola rosea. Entre esta investigaciones, muchos sugieren que esta planta también tiene actividad antiinflamatoria, una acción hipoglucemiante, efectos inmunomoduladores y potencial antienvejecimiento.

Dosificación

posologie-rhodiola

Hoy en día hay una amplia gama de complementos alimenticios de rhodiola. Sin embargo, en el momento de la compra, no todos tienen la misma calidad y la misma dosis de ingredientes activos.

De acuerdo con ciertos estándares de calidad, es aconsejable preferir los extractos de rhodiola que tengan las siguientes características: 3% de rosavin y entre 0,8 y 1% de salidrosida. Estas concentraciones de ingredientes activos son equivalentes a las cantidades que contiene la rhodiola en su raíz.

Con las características mencionadas anteriormente, la dosis habitual varía entre 100 y 300mg por día. Es recomendable dividir esta dosis diaria en dos dosis, preferiblemente por la mañana y por la tarde antes de las comidas. Sin embargo, la dosis puede variar según las necesidades de cada uno, si es necesario, pida consejo a un terapeuta y/o observe las dosis propuestas por los fabricantes. En caso de duda, se recomienda pedir opinión a un profesional de la salud.

Contraindicaciones, peligros y efectos secundarios

Los extractos de rhodiola son bien tolerados por el organismo. Sin embargo, dada su composición de ingredientes activos, están contraindicados como medida de precaución en:

  • mujeres embarazadas o lactantes.
  • niños.
  • personas que presenten transtornos de bipolaridad.
  • personas diabéticas.
  • personas que padezcan una enfermedad hepática.

Si se toman las dosis recomendadas, no se han reportado efectos secundarios importantes con el uso de complementos alimenticios de rhodiola. Sin embargo, no se recomienda tomarla por la noche para prevenir los trastornos del sueño, dado que la rhodiola actúa como un estimulante.

Antes de comenzar un tratamiento de rhodia, se recomienda pedir consejo a su médico a todas las personas que esten cualquier tratamiento médico.

Interacciones

Los principios activos del rhodiola pueden interactuar con otras sustancias como:

  • estimulantes como el café y el té;
  • ciertos medicamentos, incluidos los utilizados en el tratamiento de la hipertensión arterial y la insuficiencia cardíaca.

Asociaciones sugeridas

Ansiedad, estrés: pasiflora, valeriana, melisa, espino

Rendimiento deportivo: Ginseng

Concentración: Guaraná

Información complementaria

Las propiedades de la Rhodiola rosea siguen siendo objeto de estudios científicos. En cualquier momento, los nuevos resultados pueden contradecir o complementar esta información. En caso de duda, es recomendable acudir a un profesional de la salud.

Referencias

R. P. Brown, P. L. Gerbarg, The Rhodiola Revolution: Transform Your Health with the Herbal Breakthrough of the 21st Century, Rodale, Nov 2005, 288 pages.

A. Cuerrier, K. Ampong-Nyarko, Rhodiola rosea, CRC Press, Dec 2014, 304 pages.

E. Small, P. M. Catling, Les cultures médicinales canadiennes, NRC Research Press, 2000, 281 pages.

J. Théallet, Le Guide familial des plantes qui soignent, Albin Michel, Fev 2016, 320 pages.

J. Houppe, Prendre soin de son coeur: Introduction à la psychocardiologie, Dunod, Juin 2015, 396 pages.

I. Boffelli, I. Bruno, Phytothérapie: L 'essentiel du bien-être au naturel, Hachette Pratique, Janv 2017, 256 pages.

S. Lacoste, Ma bible de la phytothérapie: Le guide de référence pour se soigner avec les plantes, Éditions Leduc.s, Sept 2014, 648 pages.

C. Gayet, Guide de poche de phytothérapie: Acné, ballonnements, migraines... Soignez-vous au naturel !, Éditions Leduc.s, Mars 2018, 176 pages.

R. Mary, 280 produits naturels pour se surpasser, Presses du Châtelet, Mars 2013, 288 pages.

B. Chemouny Soigner le stress par l'homéopathie et la phytothérapie, Odile Jacob, Oct 2012, 224 pages.

F. Millet, S. Berger, Ma petite herboristerie antistress, Marabout, Mars 2011, 64 pages.

F. Millet, S. Berger, Ma petite herboristerie minceur, Marabout, Mars 2011, 64 pages.

C. Gayet, M. Pierre, Ma bible des secrets d'herboriste: Le mode d'emploi des plantes dans tous leurs états, Éditions Leduc.s, Sept 2016, 504 pages.

J. D. Amsterdam, A. G. Panossian, Rhodiola rosea L. as a putative botanical antidepressant, Phytomedicine, Jun 2016, 23(7):770-83.

D. van Diermen, et al., Monoamine oxidase inhibition by Rhodiola rosea L. roots, J Ethnopharmacol, Mar 2009, 122(2):397-401.

A. Panossian, G. Wikman, J. Sarris, Rosenroot (Rhodiola rosea): traditional use, chemical composition, pharmacology and clinical efficacy, Phytomedicine, Jun 2010, 17(7):481-93.

F. T. Lee et al., Chronic Rhodiola rosea extract supplementation enforces exhaustive swimming tolerance, Am J Chin Med, 2009, 37(3):557-72.

S. C. Huang et al., Attenuation of long-term Rhodiola rosea supplementation on exhaustive swimming-evoked oxidative stress in the rat, Chin J Physiol, Oct 2009, 52(5):316-24.

Y. I. Kwon, H. D. Jang, K. Shetty, Evaluation of Rhodiola crenulata and Rhodiola rosea for management of type II diabetes and hypertension, Asia Pac J Clin Nutr, 2006, 15(3):425-32.

F. Khanum et al., Anti-inflammatory activity of Rhodiola rosea— « a second-generation adaptogen », Phytother Res, Aug 2009, 23(8):1099-102.

C. Niu, L. Chen, H. Niu, Antihyperglycemic action of rhodiola-aqeous extract in type1-like diabetic rats, BMC Complementary and Alternative Medicine, 2014, 14:20.

Producto(s) que contiene(n) rhodiola

Top