Silicio

Silicio

Síntesis

Nombre común Silicio
Otros nombres Silicio orgánico, Silicio Vegetal
Nombre científico Símbolo químico SI
Beneficios principales Movilidad articular I Remineralización ósea I Tonicidad y elasticidad vascular I Piel, cabello y uñas sanos

¿Qué es el Silicio?

El silicio es un mineral que se encuentra en casi todos los seres vivos. Se clasifica como oligoelemento porque desempeña funciones clave en el cuerpo humano. En particular, participa en la síntesis de proteínas esenciales para la buena salud de la piel, los huesos, los cartílagos, los tendones y los vasos sanguíneos. Se puede considerar la administración de complementos de silicio para aliviar el dolor articular y combatir la desmineralización ósea. También se pueden sugerir complementos de silicio para combatir la rigidez vascular y mantener la salud de la piel, el cabello y las uñas.

Origen, hábitat y cultura

Identificado con el símbolo "Si" y el número atómico "14", el elemento silicio fue aislado por primera vez en 1823 por el químico sueco Jöns Jacob Berzelius. Es cuantitativamente el segundo elemento más abundante en la corteza terrestre después del oxígeno.

El silicio también es un elemento importante en la materia viva. Está presente en casi todos los seres vivos. El cuerpo humano contiene una media de 7 gramos de silicio, que se distribuye en muchos lugares del organismo: pulmones, corazón, cerebro, bazo, hígado, riñones, páncreas, glándulas suprarrenales, timo, piel, huesos, cartílagos, etc.

Dentro del organismo, el silicio puede desempeñar diferentes funciones:

  • El silicio es un componente de la mayoría de los tejidos orgánicos del cuerpo;
  • Participa en la síntesis de colágeno y elastina, proteínas que proporcionan fuerza y elasticidad a los tejidos;
  • proporciona una mayor rigidez a los huesos y cartílagos;
  • contribuye a la regeneración de los huesos al participar en la fijación del calcio;
  • proporciona flexibilidad y movilidad a los músculos y tendones;
  • asegura no sólo la regeneración sino también la tonicidad de los vasos sanguíneos;
  • actúa como regulador de la división celular;
  • Participa en el equilibrio del sistema nervioso y psíquico;
  • Desempeña un papel importante en el sistema inmunitario;
  • potencia la acción del zinc y del cobre.

Las funciones clave del silicio han sido objeto de muchas investigaciones. Estos estudios han permitido comprender mejor las antiguas prácticas terapéuticas, como el uso en la India del "tabashir de bambú", una resina rica en sílice (la forma natural del dióxido de silicio), que se recomienda para remineralizar el organismo y combatir el reumatismo. En el norte de África, una práctica ancestral consiste en aliviar los dolores articulares y regenerar el cuerpo enterrándolo en arena. El silicio es el principal componente de la arena.

Apariencia, composición y formato

El elemento silicio no está presente en estado libre en la superficie del globo. Siempre está asociado a otros elementos.

En el cuerpo humano, se estima que el 10% del silicio está libre y es soluble en agua, el 30% está combinado con los lípidos y el 60% está combinado con las proteínas.

El silicio puede ser suministrado al cuerpo a través de la dieta, principalmente a través de bebidas y alimentos vegetales.

Los complementos de silicio también se han desarrollado a partir de formas fácilmente asimilables y disponibles para el organismo. Por ejemplo, existen en el mercado cápsulas y soluciones bebibles elaboradas a partir de plantas que son naturalmente ricas en silicio. Estas plantas incluyen el bambú, la cola de caballo y la ortiga.

También es posible encontrar geles ricos en silicio para uso externo, especialmente para su aplicación en las articulaciones. También se pueden hacer compresas de silicona líquida.

Propiedades y efectos investigados

Movilidad articular

Los complementos de silicio son especialmente populares para aliviar el dolor articular, sobre todo en casos de artrosis. Esto se debe a que el silicio es esencial para la formación de colágeno y elastina, dos componentes esenciales de las articulaciones. El colágeno da fuerza y rigidez a los tejidos, y la elastina asegura su elasticidad y flexibilidad.

Remineralización ósea

El silicio es un elemento esencial para la rigidez de los huesos, contribuyendo en particular a la absorción y fijación del calcio. La complementos puede proponerse para remineralizar los huesos frágiles, facilitar la curación de las fracturas o prevenir la osteoporosis.

Tono y elasticidad vascular

Como se ha mencionado anteriormente, el silicio participa en la formación de colágeno y elastina. Estas dos proteínas también son esenciales para el tono y la elasticidad vascular. La elasticidad de las paredes vasculares es una propiedad esencial para hacer frente a los cambios de presión. Se pueden recomendar complementos para combatir la rigidez de las paredes vasculares, especialmente en casos de arteriosclerosis y aterosclerosis.

Salud de la piel, el cabello y las uñas

Al permitir la formación de colágeno y elastina, el silicio es también un valioso aliado para mantener la piel flexible y firme. Así pues, los complementos pueden utilizarse para combatir los efectos del envejecimiento de la piel, ciertos problemas cutáneos o incluso ciertos problemas de cicatrización. También se puede recomendar la administración de complementos a las personas con cabello y uñas frágiles.

Dosificación

Uso interno: Hasta la fecha, no existen recomendaciones precisas sobre la dosis a seguir durante una cura de silicio con fines terapéuticos. Es aconsejable fijarse en las indicaciones de los fabricantes, ya que existen en el mercado formas muy diferentes de complementos (diferentes formas de silicio, diferentes formatos...). Se recomienda el asesoramiento de un profesional de la salud antes de iniciar una cura de silicio para uso interno.

Uso externo: Algunos formatos del mercado permiten su aplicación externa. Por ejemplo, se puede masajear una pequeña cantidad de gel de silicona en las articulaciones. También se pueden aplicar compresas de silicona líquida en caso de dolor articular.

Contraindicaciones, peligros y efectos secundarios

Contraindicaciones: Se recomienda el asesoramiento de un profesional de la salud antes de iniciar una cura de silicio para uso interno. Este tipo de cura está contraindicado para las personas que sufren de insuficiencia renal, las mujeres embarazadas, las madres lactantes y los niños.

No existen contraindicaciones particulares para el uso externo de los preparados de silicona.

Efectos indeseables: Si se toma en grandes cantidades y durante largos periodos, el silicio orgánico puede causar efectos indeseables en los riñones. Se aconseja seguir tratamientos cortos y consultar a un profesional de la salud en caso de duda.

Asociaciones sugeridas

Bienestar articular: Glucosamina

Información complementaria

La información contenida en esta ficha se ofrece a título indicativo y no puede en ningún caso sustituir la opinión de un profesional de la salud. Además, las nuevas investigaciones pueden contradecir o complementar la información de esta ficha. En caso de duda, debe pedir consejo a un profesional de la salud.

Referencias

J. Delecroix. Calcium et autres minéraux indispensables pour le corps. Médicis. 8 juil. 2016. 130 pages.

M. Pierre, C. Gayet. Ma bible des secrets d’herboriste. Éditions Leduc.s. 9 sept. 2016. 504 pages.

P.Ferris. Les meilleurs alicaments naturels. Marabout. 18 sept. 2013. 288 pages.

M. Dogna. Prenez en main votre santé T3: Les maladies les plus dévastatrices - Les remèdes actuels les plus puissants. Guy Trédaniel. 1 nov. 2014. 479 pages.

W. Strehlow. Rhumatisme et goutte: Hildegarde de Bingen. Le programme de santé. Francois-Xavier de Guibert. 30 oct. 2017. 240 pages.

M. Thiry, et al. Histologie générale: Exercices et méthodes. Dunod. 6 févr. 2019. 352 pages.

R. Masson. Prévenir et soigner naturellement l’ostéoporose. Guy Trédaniel. 15 juil. 2014. 68 pages.

Vidal. Silicium. Mis à jour le 18 Août 2014. En ligne : https://eurekasante.vidal.fr/parapharmacie/complements-alimentaires/silicium.html

Top